Zarpamos

2020-04-13T11:19:50+00:00 13 abril, 2020|2020, Cornudella del Montsant, España, Langkawi, Malaysia|

Así que ahora estamos en camino. Subimos el ancla, zarpamos a lo desconocido. Como siempre, los últimos días antes de la partida estuvieron llenos de actividades agitadas. Últimos arreglos. Compra de verduras, frutas, chorradas. Y papel higiénico. Como siempre, estaba un poco estresado, nervioso, a pesar de que no era la primera vez. ¿Todo irá bien, nos mantendremos sanos? Esa vaga inseguridad en el estómago, esa tensión mental y emocional que uno intenta neutralizar con la racionalidad. Oscilando entre la duda y la euforia. Pero finalmente tomamos una decisión y salimos del bucle.

Una vez hemos zarpado, todo se calma. Tenemos miles de millas por delante. El tiempo se disuelve. Afinados en unos pocos metros cuadrados. Alrededor un horizonte sin fin. Ya sea la inmensidad del mar o de las montañas; son inalcanzables a pesar de su impresionante presencia. Ahora todo depende de nosotros, en nuestro pequeño mundo. Si la tubería de agua gotea, el reposabrazos se rompe, los paneles solares no se cargan. Todo tiene que ser arreglado por nosotros mismos. Ya no hay ayuda externa.

Los días comienzan a asimilarse. Simplemente “seguíamos el sueño y seguíamos el sueño de nuevo y así continuamente, hasta el final” (Joseph Conrad). No hay más obligaciones. Dormimos aleatoriamente, podríamos quedarnos en pijama todo el día. Como en las antiguas galeras inglesas, establecemos una cierta disciplina. Ayuda a mantener la cabeza despejada. Ducha diaria, afeitado e higiene personal. El almuerzo juntos es sagrado.

Sin embargo, en alta mar se tiene una enorme ventaja: sin conexión a internet, sin radio, sin televisión. Entonces, ni malas ni buenas noticias. Rápidamente nos damos cuenta de que no lo necesitamos en absoluto. Ya que tengo a Imma. Estar offline relaja y desacelera.

No tenemos miedo, sino respeto. La navegación en alta mar es principalmente un desafío mental. Hay tres momentos centrales: zarpar, la mitad, llegar. Los tres conllevan mucha emoción. Probablemente por eso navego más que nada. La salida fue el momento de la decisión estratégica, caracterizada por una incertidumbre difusa.

Pero las emociones de la salida paulatinamente están desapareciendo. Los días pasan, se extiende una cierta rutina de excepcionalidad. Después de unas semanas, ahora aparentemente nos estamos acercando al pico, a la mitad, el ecuador. Aunque todo parece ser como siempre en nuestro mundo pequeño y aislado en el infinito. El mismo entorno, la misma tripulación, el mismo domicilio. Pero parece que ya poco a poco estamos más cerca de la meta que de la vuelta al inicio. Aquí está la diferencia clave: lo que pasa en mi cabeza. La curva se aplana. Pensé que era una aventura, pero en realidad era la vida (Joseph Conrad).

6 Comentarios

  1. Regula Wehrli 14 de abril de 2020 en 09:18 09Tue, 14 Apr 2020 09:18:01 +000001. - Responder

    ganz schön….Kino im Kopf und das just an meinem 71. Geburtstag :-))
    Weiterhin gut Reise, wir fahren Morgen für einen Tag in den Fennenbach und machen sicher eine einsame Fahrt mit dem Ruederböötli
    Abrazos
    Regle

  2. Bruno et Élise 14 de abril de 2020 en 14:28 02Tue, 14 Apr 2020 14:28:00 +000000. - Responder

    Lakatao, Lakatao, Lakatao para Tuvalu, Tuvalu, Tuvalu
    Entendido
    ¿Puede aclarar su posición?
    ¿Su destino?
    Todavia estamos en Langkawi
    Volviendo a los dieciséis.

  3. Margarete & Peter 14 de abril de 2020 en 22:17 10Tue, 14 Apr 2020 22:17:48 +000048. - Responder

    Das berührt uns! Können wir es doch sehr deutlich nachempfinden – auch nach fast 12 Jahren und Routine, kommen bei jedem neuen Start diese Gedanken und Gefühle mit Kribbeln im Bauch.
    Noch sind wir in unserer Heimat zu Hause und sehen z.Zt. mit gemischten Gefühlen in die Zukunft, hoffen aber, dass wir unseren Zeitplan nicht völlig verfehlen.
    Wir wünschen Euch einen unbeschwerten Törn und hoffen auf ein Wiedersehen, irgendwo auf dieser schönen blauen Kugel!
    Bis dahin “Mast und Schotbruch, immer eine handbreit Wasser rundherum sowie eine handbreit Rotwein im Glas!
    Alles Liebe
    Margarete und Peter

    • Hans 15 de abril de 2020 en 08:09 08Wed, 15 Apr 2020 08:09:45 +000045. - Responder

      Der Blog ist – wie der vorangehende – ein Metapher zur aktuellen Situation in Zeiten des Corona Virus. Es freut mich, resp. entschuldige, dass die literarische Überhöhung bei Euch funktioniert hat. Oder, um es wiederum mit Josep Conrad zu sagen: “Die weitesten Reisen unternimmt man mit dem Kopf”.

      Yacht: https://www.tuvalubarcelona.es/position/

      Crew: https://goo.gl/maps/SaHhqnYVzcw6MgL37

      Also trinken wir hier im Montsant, ein exzellentes Weingebiet, ein Glas Rotwein auf Euch!

  4. David/ SvThor Cinco 16 de abril de 2020 en 12:20 12Thu, 16 Apr 2020 12:20:07 +000007. - Responder

    Si por casualidad los vientos os llevan hasta el Mar Rojo, buscarme. Lo celebraremos por todo lo alto fondeados entre dunas de arena blanca flamencos y camellos solitarios. Un abrazo a los dos.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.