fumar

2018-03-16T08:02:56+00:00 8 mayo, 2014|2014, Panamá, San Blas|

Desde hace 12 días la vida social en el pueblo Playón Chico está por los suelos. Hombres y mujeres viven en casas separadas. Alcohol y tener relaciones sexuales está prohibido. El tráfico en el aeropuerto minúsculo cercano está parado. Tampoco circulan las lanchas que habitualmente garantizan el suministro a través del mar. Las reservas en el ecoturismo en algunas islas cercanas al pueblo se tuvieron que cancelar. Ni podían llegar los clientes ni los alimentos. Pisar la isla para no residentes está prohibido. Pero ya que volvemos a navegar en conserva con Cris, Jordi & Gina del MISCHIEF – no estamos de todo solos.

Tomas y Arquim, dos indígenas Kunas que nos visitan con sus ulus (cayuco) en nuestro fondeadero, nos lo cuentan. Cada tarde todos se reúnen para fumar en el congreso (la casa comunitaria, mira blogs anteriores). En concreto: se fuma la pipa. Así noche tras noche están sentados los cientos de habitantes del pueblo en la choza de unos 30 por 50 metros. En el centro como habitual están las tres hamacas de las Sailas. Pero este acto en particular está dirigido por el chaman. Se fuma puros y cigarros sin pausa. Tabaco, no cannabis. A mi querido padre – en paz descanse – le hubiera gustado esto; así son mis recuerdos de la sala de estar en mi infancia. Por lo tanto el ambiente en el congreso tiene que ser horrible – ¿dónde está la ley antitabaco en edificios públicos? Pero Kuna Yala es diferente. ¿Por qué?

Hace un mes una decena de niñas tenían alucinaciones y se revolcaban de manera extraña por el suelo. Luego hubo un incendio y se quemaron unas 40 casas. Según el Saila y el chaman una señal inequívoca. Los malos espíritus se han apoderado del pueblo. Para deshacerse de ellos queda sólo una opción: fumar la pipa. La última vez que se tuvo que aplicar esta medida drástica fue en el año 1952. La idea es simple: Gracias al humo infernal los malos espíritus se marchan y no les queda ninguna otra opción mas que esconderse en las profundidades de la tierra.

Hoy, primer día después de la fumata, por fin nos dejan pasear por su pueblo, nos da la impresión que todo esta bien y que la estrategia ha funcionado. Allá donde miras ves caras alegres. Solamente de vez en cuando se escucha el suave sonido de una tos crónica.

PD. Hemos hecho los últimos 10 días -“en conserva” con MISCHIEF – un viaje magnífico a la parte oriental y poco frecuentada de Kuna Yala. Así tenéis la oportunidad de una segunda opinión en su blog: granazul2007.wordpress.com

Un Comentario

  1. Te Ara 11 de mayo de 2014 en 19:23 07Sun, 11 May 2014 19:23:16 +000016. - Responder

    Hi our lovely friends ! We miss you and the Kuna Yala ! Have great fun and lots of love ! Andrea, Lea and Georges from Te Ara (writing from Provence)

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.