La Graciosa

2018-03-19T06:50:52+00:00 8 noviembre, 2011|2011, España, Islas Canarias|

¿Que hay más hermoso que ir a parar después de noches largas en el mar salvaje en la isla de los graciosos – „La Graciosa“? El pueblo pequeño „Caleta de Sebo“ con sus 700 habitantes se presenta con fachadas pintadas en un blanco inmaculado. No hay calles asfaltadas. Caminos de arena entre las casas. Ni guardia urbana, ni ruido de los coches, ni multas de trafico. ¡Mi hermano “verde” Martin estaría encantadísimo! Sólo el sosiego de los graciosos. Dormido, perdido, olvidado. Deseo al infinito. Ahí a dónde se podría ir pero en realidad nunca se quisiera partir. Un puerto humilde y familiar, cuidado por el simpático Paco. A nosotros como casi único yate transeúnte español nos abre  el corazón. En definitiva ¡una llegada no puede ser mas hermosa!

Aquí nuestro TUVALU está amarrado desde hace unas días. Finalmente, ¡sosiego del balanceo! Y en seguida también estamos durmiendo, soñando y nos sucumbimos totalmente al hacer el NADA. Pensamos atrás en nuestra travesía. Por primera vez olas de cuatro metros. Aprendimos que la ola del Atlántico es bien distinta de la del Mar Mediterráneo. Cada 200 metros se acerca una de estas olas enormes. Despacio el barco sube, y luego baja de nuevo. Se mueve infatigablemente, sin embargo a nuestro asombro más bien sobre el eje de longitud. Temblábamos por aquí y por allí, y por aquí y por allí, y por aquí y por allí. Sin fin. Todas las actividades a bordo se convierten en acrobacia deportiva, hasta el dormir. Las guardias son largas, sobre todo de noche: Imma de 22:00 a 03:00, Hans de 03:00 a 09:00, y también durante el día nos turnamos regularmente. ¡Una tripulación de dos es hermosa – pero muy dura! Sin problemas técnicos dignos de mención, aunque físicamente un poco cansado, superamos la prueba. Pensando en las 2700 millas del Atlántico que tenemos ya muy pronto por delante.

No obstante, poco a poco aumenta el deseo. Ahí donde quisiéramos ir si podemos ir. A fines de noviembre nos esperan nuestros tripulantes Antonio y Beat en Las Palmas. ¡El Mar Caribe nos llama!

PD. Imma: Aunque siempre es Hans quien escribe el Blog… la travesía fue una experiencia exigente, estoy ¡jodida pero contenta! La verdad….. ¡en tierra me siento como pez en el agua!.

 

4 Comentarios

  1. Martin Geilinger 08 de noviembre de 2011 en 22:07 10Tue, 08 Nov 2011 22:07:28 +000028. - Responder

    Na mein Lieber
    Das ist aber nicht die richtig Medizin gegen das Fernweh!!!
    Dein Grüner Bruder

  2. leon costilla 10 de noviembre de 2011 en 00:52 12Thu, 10 Nov 2011 00:52:22 +000022. - Responder

    es un derrame de placer cerebral , poder leer vuestro blog , GRACIAS . un fuerte abrazo

  3. Kurt & Katharina / Flor do Mar 13 de noviembre de 2011 en 19:35 07Sun, 13 Nov 2011 19:35:49 +000049. - Responder

    Hemos encontrado “Caleta de Selo” en “la Graciosa”. Gustamos mucho.Nos alegramos de recibir vuestros mensajes. Gracias y suerte

  4. SUSANA 14 de noviembre de 2011 en 21:13 09Mon, 14 Nov 2011 21:13:50 +000050. - Responder

    Hola amigos, os seguiremos por este blog, hemos pensado en vosotros todo el dia, (mis vecinos de Las Playitas os guardan un cachorrito, jaja), de verdad……. ha sido un placer conoceros. Desde Fuerteventura con mucho cariño.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.