naufragado

2018-03-15T13:01:40+00:00 17 diciembre, 2012|2012, Venezuela|

Tres días antes navegaba alegre por las aguas del Caribe Venezolano; había dejado los Roques para dirigirme al fondeadero de la isla de Aves, donde nunca llegaría, al menos con el barco de una pieza. Una tormenta tropical me atrapo navegando cerca de los rompientes, muy próximo a la ensenada protegida. El primer golpe de viento me destrozó la vela de proa, arranqué el motor para separarme de las rocas y mientras luchaba por arriar la vela mayor el motor se paró por llevar gasoil en mal estado. Las fuertes olas hicieron el resto, empujándome en unos pocos minutos al mortal arrecife coralino. Tras el primer impacto el agua hizo su aparición en el interior de la cabina a través de un boquete en el casco. Mis recuerdos se acumulan: balsas salvavidas, búsqueda de mis objetos personales, golpes por todos los lados, y la ultima visión: en el interior del barco aparecía un gran bloque de coral donde antes había estado la mesa de navegación.

Uffff – pero no te preocupes: Gracias a Dios con el TUVALU entramos y salimos entre los arrecifes de Los Aves de Barloventa sin problemas! Lo que he citado sale del libro “Un paseo por el Mundo” del vueltamundista español Cocua Ripol, que encontramos hace un año en Alicante. Aquí en la Aves Cocua unido su primer barco, el YA Veremos. Pero nos salvamos de la pesadilla de todo navegante. Solo vamos con el chinchorro a la búsqueda de los restos del naufragio, que dos años más tarde el mismo Cocua encontró en los manglares, después de reiniciar su viaje con su nuevo velero de acero ARCHIBALD. Sin embargo, lo único que encontramos es una ballena muerta, probablemente también de unos cuarenta pies.

Nuestra siguiente parada son los Aves de Sotavento, que apuntamos de inmediato a la lista de nuestras islas favoritas. Una larga playa de arena, algunas palmeras, una puesta de sol cursi, y aún millones de aves. Uno de esos lugares que nos confirman una vez más por qué nos torturamos navegando alrededor de los océanos con nuestro barco chiquitín….

PD. Se puede descargar el libro de Cocua aquí: www.cocuaexpediciones.es

4 Comentarios

  1. Dani 17 de diciembre de 2012 en 14:53 02Mon, 17 Dec 2012 14:53:11 +000011. - Responder

    Hoppla!
    Da hast du mir tatsächlich für einen kurzen Augenblick einen echten Schrecken eingejagt..! Da bin ich doch voll ‘deiner’ Crash-Vision aufgesessen…

    Weiterhin entspannte und abenteuerliche Fahrt!
    Gruss aus Zürich

  2. leon fiera 17 de diciembre de 2012 en 19:36 07Mon, 17 Dec 2012 19:36:27 +000027. - Responder

    no asustes gamberro , celebro tan feliz y dichosa singladura , un abrazo

  3. Cecilia 18 de diciembre de 2012 en 16:51 04Tue, 18 Dec 2012 16:51:11 +000011. - Responder

    Vaya susto que nos pegas aunque ya me estaba sonando demasiado parecido al libro. Queremos un video, queremos un video! Que sea vuestro regalo de Navidad para los pobres pringados de tierra.
    Besos

  4. SUSANA 18 de diciembre de 2012 en 21:28 09Tue, 18 Dec 2012 21:28:11 +000011. - Responder

    UFFFFF!!! que susto!! Apoyo a Cecilia, esperamos un video pronto, de esos que ponen los dientes bien largos, jajaja. Que lo paseis bien y Feliz Navegada.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.