Cambia la marea del plástico

2018-08-05T00:59:48+00:00 5 agosto, 2018|2018, Vanuatu|

Lo entrega con un olor que seduce. Crujiente y dorado. El colmado improvisado de Melisa en Lamen Bay es de ensueño. En medio de la vegetación tropical se encuentra su pequeña casa, construida enteramente con los materiales de la selva. A pocos metros de una playa larga con arena volcánica negra. Mas bello ir de compras imposible.

Y mejor tampoco. ¿Necesitas una bolsa? pregunta Melisa, riendo inocentemente. Por supuesto, ya que olvidamos nuestra bolsa de compras. Así que envía a su hija al árbol de hojas de elefantes y nuestro pan crujiente está perfectamente envuelto.

Plástico, el material que contamina nuestros océanos en todas sus formas posibles. En micropartículas casi invisibles, en bolsas de plástico flotantes, chanclas, botellas, juguetes para niños. Mal asunto también para las tortugas y peces, que creen que es comida. Cualquier cosa que termine en el mar permanecerá ahí por una eternidad, se derramará sobre vastos océanos y luego terminará en lugares tan paradisíacos como la playa de Melisa, nuestra panadera.

Una isla lejos de cualquier civilización. Y como casi todas ellas en el Pacífico, sin ningún tipo de tratamiento de residuos. En el mejor de los casos, un basurero detrás de la próxima colina. Y con el siguiente ciclón toda esta mierda acaba de nuevo en el mar.

En todo Vanuatu, también en la capital Port Vila donde si hay grandes supermercados, está prohibida dar bolsas de plástico cuando se compra. Muy por delante de nuestro progreso occidental.

Nb. mirar también: http://cleanseas.org

Un Comentario

  1. Elisa Ribalta 05 de agosto de 2018 en 10:09 10Sun, 05 Aug 2018 10:09:00 +000000. - Responder

    Que maravilla ! Fantastico descubrir nuevas maneras de hacer de mundo s tan lejanos al nuestro ! Disfrutarlo y Gracias por compartir!! Petons!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.