Nonsuch Bay

2018-03-19T04:20:42+00:00 29 enero, 2012|2012, Antigua, Caribe, Leeward Islands|

Con el segundo rizo en la mayor y foque recorremos duramente contra el viento en dirección Antigua. Los alisios de NE con 20-25 nudos son como deben ser. Pero para nosotros este rumbo es casi exactamente en contra del viento. Una vez mas estamos contentos que el TUVALU ciñe muy bien. A pesar de los 1.5 a 2 metros de ola corremos unos buenos 6 nudos.

Después de 40 millas y bien agitados entramos por la tarde en el mítico English Harbor en la costa del sur de Antigua. Un puerto natural excelente, como lo hemos conocido hasta ahora solamente de Malta o Mahón. El joven Horatio Nelson tomó aquí en 1784 el mando de la flota británica en Leeward Island. Pronto destacó como estratega brillante. Mas tarde los españoles se enteraron dolorosamente de estas cualidades  – cuando undió  la flota española delante de Trafalgar y así terminaron para siempre las aspiraciones de España de ser un poder mundial.

Nelson’s Dockyard en English Harbor parece todavía hoy en día el centro del mundo de vela. Nunca hemos visto tantos Mega Yates y clásicos maravillosos juntos en un puerto. Además tenemos suerte. Aunque no es la famosa Antigua Sailing Week (que se celebra cada año en abril), al menos este fin de semana es justo el Super Yacht Cup.

No podemos participar, nuestra eslora está ligeramente por debajo de los mínimos 100 pies exigidos (por supuesto la mayoría lo supera bastante…). Pero al menos dos días más tarde zarpamos juntos con la flota. Ellos dan la vuelta a la isla en el contrasentido del reloj. Juntos nos peleamos exactamente contra el viento y ola hacia el este. Después de 9 millas giramos hacia la costa, son suficientes para entender definitivamente por qué navegamos en la ruta de la mantequilla al OESTE. Estamos mojados de arriba abajo cuando iniciamos en la complicada entrada, llena de arrecifes, a la  Nonsuch Bay.

Pero valía la pena. Ya que ahora estamos fondeados en un lugar paradisíaco detrás de los arrecifes de corales. Casi como en el mar abierto – pero protegido por los arrecifes. 200 metros delante de nosotros rompe el mar con fuertes ruidos, el viento sopla con ganas, pero estamos fondeados tranquilamente en la turquesa agua azul. ¡Un sueño!

P.D. Y con un saludo cordial a Markus L. que hace poco estaba por aquí. El Northern Child supongo no llegara hasta abril al English Harbor. …os deseamos mientras tanto toda la suerte en China!

 

Un Comentario

  1. leon fiera 21 de febrero de 2012 en 17:59 05Tue, 21 Feb 2012 17:59:14 +000014. - Responder

    magnifico,de ensueño,sois unos afortunados ,un fuerte abrazo

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.