Alicante

2018-03-19T06:41:45+00:00 22 septiembre, 2011|2011, España, Mar mediterráneo|

“Mi ciudad está traspasada de Mediterráneo. El olor del mar unge las piedras, las celosías, los manteles, los libros, las manos, los cabellos. Y el cielo del mar y el sol de mar glorifican las azoteas y las torres y las tapias y los árboles. Donde no se ve el mar se adivina en la victoria de la luz en el aire que cruje como un paño precioso.” (Gabriel Miro)

Después de Benidorm, la ciudad de los turistas, volvemos a navegar. En una travesía agradable de un día llegamos a Alicante. Una ciudad de los navegantes, como ya pronto nos enteramos en diferentes niveles.

No solamente la recepción amigable en el „Real Club de Regatas de Alicante, que desde hace más de cien años tiene sus instalaciones directamente delante del casco antiguo. Aquí el TUVALU esta bien amarrado, y el restaurante del club es económico y ofrecen unos menús excelentes.

Alicante también es principio y meta de la regata vuelta al mundo VOLVO OCEAN RACE, con salida el 14 de octubre 2011. Sin embargo, aún no hay mucho ambiente de regata. Ellos dan la vuelta al mundo en unos 3 – 4 meses. Supongo que algún día veremos como estas máquinas de vela nos adelantan en algún lugar (y nosotros tranquilamente tomando una cervecita).

Mucho más despacio lo hizo también el Cocou. Le conocemos ya desde hace un tiempo, pero el no a nosotros. Este verano leímos su excelente libro “Un paseo por mundo”( download). Cocou navegó en cuatro años alrededor del mundo, en partes en solitario. Libros de estos trasmundistas nos proporcionan a parte de muchos consejos útiles sobre todo inspiración: Si ellos lo han superado, nosotros también podemos. Y realmente, justo al lado en el mismo pantalán se encuentra el ARCHIBALD de Cocou. Una comida juntos con continuación en el TUVALU nos deja conocer el Cocou personalmente. Disfrutamos a tope el encuentro con este gran navegante y experimentado trasmundista.

Igual como hace un año en Grecia, cuando conocimos Dora y Miguel del OCEANO VI – que además coincidieron en las islas San Blas con Cocou en su vuelta al mundo. ¡El mundo es un pañuelo! Estamos impresionados y felices de la actitud tan amigable de estos trasmundistas.

Dejamos el TUVALU en Alicante y viajamos para una semana a Catalunya. ¡Estamos encantados de ver la familia (de Imma)! La hija Alba: trabajando y luchando con la vida independiente en Barcelona. El recién nacido Quim: el 3° hijo de la sobrina Miriam. Los queridos padres Joaquim y Conchita en Borges del Camp, que siempre nos apoyan con todo su cariño. Y por supuesto también el hermano Quim con su familia (incluyendo un reencuentro con nuestra ex – tripulante “pirata” Lucia). Navegar es estupendo, ¡pero notar el cariño de la familia también es muy importante!

Volvemos a Alicante, y nos sentimos de nuevo muy a gusto en esta ciudad, “traspasado de Mediterráneo” como dice la poesía. Visitamos la estupenda arquitectura contemporánea, pero también los monumentos históricos como el castillo con sus vistas estupendas sobre la ciudad y el puerto. Además nos enteramos del espíritu revolucionario de sus habitantes: Aquí fusilaron el 20 de noviembre 1936 el dictador José Antonio Primo de Rivera, jefe de la Falange. Y mucha mas tarde, el 1 de abril 1939 fue la ultima ciudad que cayo a las tropas franquistas en la guerra civil (mira también aqui) Pero vamos, ya no somos ni turistas ni arquitectos sino navegantes. El viento es muy favorable (E 4-5) y así zarpamos de nuevo hacia el sur. Llegamos por la noche al mar menor y el día siguiente a Aguilas (con su estupendo nuevo auditorio). Cabo de gata, el último cabo importante antes de llegar a Gibraltar ya está cerca.

2 Comentarios

  1. Anneke 22 de septiembre de 2011 en 19:23 07Thu, 22 Sep 2011 19:23:34 +000034. - Responder

    Hmm… Duft des Mittelmeers? Ich erinnere mich an eine Nacht in einem Altstadthotel in Alicante. Gegen zwölf kroch ein unerträglicher Geruch aus den Abflüssen im Bad: faule Eier. Ich war schwanger. Uiii… “Es la marea”, sagte der Rezeptionist, und dagegen könne er nichts tun. Ja, me marea, dachte ich, und dagegen kann ich nichts tun. Morgens um eins wechselten wir das Hotel. Schade, das erste war eigentlich schöner.

    • Hans 23 de septiembre de 2011 en 16:57 04Fri, 23 Sep 2011 16:57:33 +000033. - Responder

      Das ist nun eben der Vorteil, wenn man ein Schiffchen hat. Wenn’s zu stark duftet, dann fahren wir einfach weiter.

      Aber Ihr Niederländer habt da ja auch eine nette Lösung. Ihr schüttet einfach wieder etwas Land auf, und schon ist la marea, Geruch und Meer weg.

      Hans

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.