We don’t love hurricanes

2018-03-19T03:48:51+00:00 7 junio, 2012|2012, Caribe, Power Boats Marina, Trinidad & Tobago, Windward Islands|

Ya no flota. Los soportes engrasados y pintados con diesel. De manera similar, la quilla y la cadena de la ancla. Si nosotros ya no vivimos durante un tiempo en el TUVALU, entonces las cucarachas tampoco.

En junio ​​ha comenzado oficialmente la temporada de huracanes en el Caribe. Así que el paraíso se puede convertir en una pesadilla dentro de poco tiempo. En esta situación como navegante hay varias opciones (véase la imagen adjunta „Atlantic Hurricane Tracking chart“ o bien la situación actual de los huracanes aquí ). O te quedas en la región refugiándose si se acerca una depresión tropical en un llamado “hurricane hole”. O sales con el barco de la zona potencialmente peligrosa hasta al menos a Nueva York o hacia el sur (Trinidad, Venezuela, Colombia, Panamá). La primera opción nos parecía muy arriesgada. No amamos a los huracanes. Así decidimos dejar el TUVALU en Chaguaramas / Trinidad en tierra. Bueno para el barco (el casco se puede secar) y al mismo tiempo la oportunidad de visitar después de un año a la familia y a los amigos en Europa. El próximo otoño vamos a seguir el viaje con rumbo al oeste, se informará más adelante en este blog.

Chaguaramas se compone sólo de los astilleros. Miles de barcos están en la tierra. Unos dan reparaciones y trabajos de mantenimiento a las empresas locales otros lo hacen todo por propia cuenta. Nosotros nos hemos decidido por el astillero Powerboats. Mientras Imma ya esta con su familia en Barcelona, ​​yo de mi parte he preparo el barco para el verano. Revisiones del motor diesel, de los motores fuera borda, de la potabilizadora, las velas, las anclas,… la lista es interminable. Además, todos los alimentos son desechados, vaciados todos los armarios y espacios de almacenamiento y todo ello lavado con vinagre. Esto es particularmente muy importante en el Caribe, ya que con una humedad muy alta durante la temporada de lluvias y huracanes hay que prevenir la formación de moho. A pesar del deshumidificador que está permanentemente en funcionamiento. El TUVUALU también esta ahora recubierto por un techo de plástico – un „Plastic Shrimp“. De esta manera se mantiene seco y también la teca en la cubierta estará protegida. Durante diez días estoy trabajando duro, pero por las noches tomamos alguna cerveza con los demás navegantes. El contacto se establece rápido; ya que todos estamos en la misma situación. Además casi todas las noches hay algún encuentro o barbacoa organizadas por los alemanes, los ingleses. Españoles casi no hay, como ya es habitual.

Ahora yo también he llegado a España y el jetlag poco a poco esta desapareciendo. Pero aún me sorprende a menudo este mundo tan civilizado. Estoy aprendiendo de nuevo a no saludar a todo el mundo, llevar zapatos y pantalones largos, afeitarme cada día. ¿Pero es realmente la crisis que hace que por aquí la gente no ríe amenudeo?

 

 

 

 

 

Un Comentario

  1. SUSANA 11 de junio de 2012 en 20:57 08Mon, 11 Jun 2012 20:57:52 +000052. - Responder

    BUENO, BUENO…….. PUES BIENVENIDOS A NUESTRA QUERIDA ESPAÑA, JAJAJA. ESPERO QUE NO AGARREIS UNA DEPRESION DE CABALLO, PORQUE EL TEMA NO ES PARA MENOS. UN SALUDO Y ESPERAMOS RECIBIR MAS INFORMACIÓN DEL MUNDO QUE DESCONOCEMOS.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.