Un sofá y otras inconsistencias.

2019-11-07T01:51:28+00:00 23 octubre, 2019|2019, Borneo, Indonesia|

El objetivo último de todo ser humano es haber comprendido. Una vida vivida sin haber comprendido nada es una vida perdida.

Gonzalo Pontón – editor, honoris causa por la Universitat Pompeu Fabra, Barcelona 


Al final del pasillo, a la derecha. Se abre un amplio y oscuro salón. Al fondo, delante de una pared de cemento gris, se encuentra un suntuoso sofá con apoyabrazos de oro y colchones de felpa roja. Barroco, Bollywood o Breaking Bad. En un instante fugaz también pensamos en el Panteón; un rayo de luz enfoca precisamente a la mujer sentada con su shiyab.

¿Cómo demonios hemos llegado aquí, al hotel Majid en Kumai? Él mismo ahora saliendo somnoliento de una habitación, con el pelo alborotado. Me mira sorprendido y me entrega 200,000 rupias. Terima kasih. Hay que salir de aquí inmediatamente, demasiado surrealista el momento.

No todo se revela en nuestro largo viaje con TUVALU alrededor del mundo. A pesar de todos los esfuerzos por comprender.

 

Ps. Todo ocurrió con David del THOR de Barcelona. Como si fuéramos Jesse y Walt, quién sea quién.

Un Comentario

  1. Jesse 06 de noviembre de 2019 en 17:43 05Wed, 06 Nov 2019 17:43:52 +000052. - Responder

    … más allá de su aspecto somnoliento y su pelo alborotado, lo que verdaderamente nos llama la atención y resulta francamente inquietante es su altura. Este hombre mide unos 40 cms más respecto a lo que medía hace apenas unas horas.

    Espero que no te molestes Walt, me ha parecido más oportuno contarlo todo.
    Jesse.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.