Ciudadanos del mar

2019-08-25T02:18:52+00:00 25 agosto, 2019|2019, Indonesia, Wakatobi|

Levantado, justo por encima del agua. Debajo, el mar que da vida y refrigera. Por arriba la vivienda. A veces más pequeña, a veces más grande, a veces más lujosa, a veces reducida a lo esencial (que suele ser lo habitual). Somos seres sociales, así que estamos contentos de tener vecinos. Juntos vamos a pescar o a la playa cercana, o simplemente nos reunimos para charlar.

Vivimos con y del mar. Aquí, definitivamente se reúnen las ventajas esenciales: no es necesario comprar un solar para construir una casa y los mosquitos se quedan lejos. En Indonesia un asunto especialmente agradable debido a la malaria, el dengue, y lo que sea que conlleven estas criaturas picantes. Plantar vegetales y frutas es un poco difícil, como mucho uno tiene una maceta con tomates. Pero langostas, pescado y pulpos están cerca y en abundancia. La corriente eléctrica proviene del sol, el agua se recoge de la lluvia y los desechos son arrojados sin mas al mar. La próxima marea se lo lleva todo (a nuestros visitantes de continentes remotos aquello no les gusta tanto, ¿por qué?).

En resumen, ¿hay un lugar mejor para vivir como en el pueblo Bajo Sampela? Se encuentra justo al lado de nuestro fondeo en la isla Hogaen el Parque Nacional Marino Wakatobi. Un mundo submarino impresionante, arrecifes de coral en todos los colores y formas, peces de acuario que nos observan sin timidez a través de las gafas de buceo. Al lado hay una pequeña isla con una larga playa de arena y palmeras refrescantes. Y; la versión indonesia de Venecia.

Suspendidos, viven justo encima del mar, las casas están conectadas con puentes tambaleantes, debajo se puede amarrar la canoa. Práctico, ¿verdad? Se pueden encontrar algunas tiendas, una escuela, presupuesto también para una pequeña mezquita en esta comunidad completamente musulmana. Todo como si fuera una aldea real. Los niños se ríen, las mujeres intentan conversar con nosotros en indonesio, pero siempre es suficiente para una selfie. Son ciudadanos del mar, como nosotros.

Ps. …y cuando descubrimos una mesa de billar debajo de una de las chozas, Imma definitivamente está celosa. No tenemos ni la mas mínima idea de cómo llegó aquí, pero muchos descubrimientos no se desvelan ni al observador más atento.

 

Más imágenes aqui:

Un Comentario

  1. Marcos 28 de agosto de 2019 en 11:18 11Wed, 28 Aug 2019 11:18:43 +000043. - Responder

    Espectaculares fotografias, en estos Mundos y Mares que descubris.
    Un abrazo y hasta pronto!!
    Marcos

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.