95%

2018-03-15T15:56:57+00:00 18 agosto, 2016|2016, Tonga, Vanua Levu|

 

La choza está torcida. El tejado ondulado de color marrón oxidado. Las paredes hechas de madera contrachapada, la pintura deshojándose y de color indefinible. Las ventanas en partes tapadas con chapas viejas. Pero en el jardín disparan flores tropicales. Entre un coche oxidado, una vieja nevera y juguetes de plástico rotos botan pollos. La choza está precariamente vallada, hay cerdos vagabundeando. Las casas del pueblo están colocadas en el plano cómo arrojadas al azar, sin calles. ¿Hacen falta? Sin centro, sin jerarquía, sin símbolos. Todo parece aleatorio, improvisado.

Lo cual exige mi intelecto como arquitecto. ¿Esto es arquitectura? O simplemente una escoria no ordenada de mala construcción? ¿Emblema de la pobreza, de falta de cultura? La tentación es de ensayarse como imperialista cultural: ¡Que planifiquen y construyan de forma decente! O al menos que limpien un poco!

Desde Vitruvio sabemos que la buena arquitectura se compone de una relación equilibrada entre firmitas, utilitas y venustas. Es decir, de la construcción, del uso y de la belleza. Este equilibrio puede balancearse a veces mas por ahí, a veces mas por aquí.

En el llamado primer mundo, la arquitectura parece cada vez más se centra en la venustas, la doctrina de la belleza. La arquitectura contemporánea se presenta de nuevo colorida, llamativa, ornamentada de manera superficial. Buscando el consumo rápido. El uso y la lógica de la construcción tiene que subyugarse. Arquitectura que no cabe en un mensaje push en el iPhone parece haber perdido su justificación. Nuestro amigo Calatrava por ejemplo: el 95 por ciento venustas, y sólo muy poquito firmitas y utilitas.

Pero ¿qué pasa con algunos de los pueblos que visitamos durante nuestro viaje? Por ejemplo en Honduras, Marquesas, Tonga? O aquí, en el pueblo al lado Vakataumai? La comunidad es pobre, solo llegan a las necesidades mas elementales. Llueve a menudo, por lo tanto hay barro en todos los lados. Y para acabar de rematarlo en invierno los ciclones arrasan las islas. Destruyen lo poco que tienen. Es duro vivir aquí.

Con un pensamiento de imperialista cultural aquí construiría en hormigón. Sólido, para aguantar los ciclones. Pero aquí la firmitas celebra lo efímero. Construcciones ligeras, semi-prefabricadas, de madera. Si el ciclón lo destruye, se construye uno nuevo. La utilitas es lo único que importa. Edificios funcionales. Un techo sobre la cabeza cuando llueve. A veces, la cocina esta en el interior, a veces fuera. El baño también. ¿La venustas? Inexistente. Parece que no hay lugar para la estética en la miseria absoluta.

Proyectos de ayuda de Australia, Estados Unidos, Japón construyen escuelas, iglesias, refugios de ciclones, paneles solares stand alone. Hacen bien, sin lugar a dudas, y afortunadamente están aquí y cuidan de la pobre gente de Tonga. Pero al mismo tiempo importan su filosofía de construcción. Construcciones ligeras de madera prefabricadas definitivamente no son de la cultura tradicional de Tonga. Pensamos en la arquitectura islámica de Marruecos, a los iglús de los esquimales, los pajares en los Alpes suizos, las chozas de los Kunas de San Blas. Todos construyen con materiales disponibles en su lugar, una tipología de arquitectura y construcción que está en harmonía con su lugar. Una arquitectura anónima sin arquitectos, que debido a las limitaciones de los recursos es sostenible y adecuada con las condiciones climáticas del lugar. Y como resultado, se presenta altamente estético. Una arquitectura tradicional tonganesa, evolucionada y transmitida a través de generaciones es prácticamente inexistente (igual como en la Polinesia Francesa).

Al igual que en otras partes del mundo la arquitectura es un retrato materializado de las estructuras sociales de sus habitantes. En ello podemos leer el estado de la nación. Es por eso que admiramos las pirámides de Egipto, la ópera de Dresden, el Mies en Barcelona, o incluido algunos a Calatrava en Valencia.

Por lo tanto también en Vakataumai se trata de la arquitectura. 95 por ciento utilitas.

P.D. ¿Más arquitectura? >>> Guiding Architects

4 Comentarios

  1. Jordi Isern 19 de agosto de 2016 en 09:15 09Fri, 19 Aug 2016 09:15:53 +000053. - Responder

    Buena lección

  2. P&M Scherbaum 20 de agosto de 2016 en 08:41 08Sat, 20 Aug 2016 08:41:18 +000018. - Responder

    Hallo, lieber Hans!

    Danke für diesen tollen Beitrag, in dem Du uns einen wunderbaren Einblick in Dein Fachgebiet gewährt hast. Sehr schön zu lesen und Deine Gedanken zu verfolgen.

    Es grüßen Dich und Deine liebe Imma aus Fiji

    Margarete & Peter von der Seatime

  3. Roman 20 de agosto de 2016 en 21:04 09Sat, 20 Aug 2016 21:04:53 +000053. - Responder

    Excelente artículo a pesar de la pésima traducción al español. Buen viento!

    • Hans 23 de agosto de 2016 en 06:52 06Tue, 23 Aug 2016 06:52:27 +000027. - Responder

      Querido Roman

      Lo siento mucho, a veces mis traducciones no son muy exactas. Normalmente hago el blog primero en alemán, luego lo traduzco al español. Pero, como te puedes imaginar, las circunstancias de escribir en un velero no son óptimas y repercute en la calidad. A veces navegando, a media noche, el barco bailando. Creo que a menudo fallo al utilizar frases hechas alemanas y traducirlas directamente al español (y tampoco siempre tengo la Imma disponible). Gracias por tu crítica, intentaremos mejorar!

      Abrazos

      Hans

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.